Rincón de Lamarck

biología y evolución

La importancia de Lamarck en Biología

Lamarck, 1744-1829,  fue un naturalista que empezó su carrera científica después de graduarse en teología y medicina. Fue alumno de Jussieu en botánica, y discípulo de Buffon. En Física se enfrentó a Lavoisier, defendiendo una teoría equivocada de los fluidos, el flogisto. Fue pionero de la naciente Meteorología, con poco acierto en sus predicciones. Sus mayores aportaciones fueron en Biología. Publicó “Flora Francesa” en 1778, en la que introdujo la clave dicotómica  de Jussieu, para la clasificación de vegetales. El éxito de esta obra le valió una plaza de botánico en el “Jardín del Rey”, posteriormente convertido por la Revolución Francesa en el Museo de Historia Natural, en el que le asignaron la recién creada cátedra de animales inferiores. En 1809, propuso la primera teoría evolutiva en su obra “Filosofía Zoológica”Introdujo el concepto de invertebrados, y desarrolló una extensa tarea de  anatomía comparada entre ellos, culminada con la publicación entre 1815 y 1822, de su “Sistema Natural  de Animales Invertebrados“, en la que propuso una clasificación que fue la base de la actual. A Lamarck se le puede considerar como padre de la Biología, no sólo por el hecho de acuñar el término en 1802, sino por destacar en Filosofía Zoológica la necesidad de establecer normas y principios a fin de que la biología avanzara como ciencia. Suya es la frase “Toda ciencia necesita una filosofía para afirmar sus progresos”, en un contexto que enfatiza la aplicación de una filosofía de la ciencia propia para el estudio de los seres vivos. Reclamó la necesidad de adoptar en zoología, la clave dicotómica que los botánicos empezaban a usar, y de utilizar las estructuras fisiológicas como  referencia para la clasificación de los seres vivos. La aportación fundamental de Lamarck fue su afirmación que la vida es un proceso físico-químico propio de la naturaleza. 

Su hipótesis evolutiva se puede resumir en seis puntos: origen natural de la vida, gradualismo, uso y desuso de los órganos, herencia de caracteres adquiridos, influencia del ambiente en el organismo, y tendencia a la complejidad.

Su importancia histórica se puede medir en relación a la de Darwin, que es el icono actual de la Biología. En Evolución sólo han existido dos teorías principales: lamarckismo, en boga hasta 1930; neodarwinismo desde entonces hasta ahora. La teoría de Darwin  fue inicialmente rechazada, y sólo fue aceptada a partir de la Síntesis Moderna Neodarwinista, que la integró con la genética mendeliana.

Lamarck  es el único que ha propuesto una hipótesis evolutiva completa,  Darwin no abordó en su teoría el origen de la vida, como hizo Lamarck. No es cierto que fuera Darwin quién “destronó” a Dios, con el “Origen de las especies”, sino Lamarck, 50 años antes, en Filosofía Zoológica, obra en que enfrentó directamente el creacionismo de su época. Darwin escribe en el final del Origen, “la vida alentada por el Creador en una o varias formas”

Lamarck también fue el primero en usar el pensamiento poblacional, pues consideró que, para trasmitirse  nuevos cambios a un grupo de individuos, éstos deberían adoptar los mismos hábitos. Lamarck anticipó en cincuenta años la “objeción abominable” que Fleeming Jenkin planteó a Darwin: la improbabilidad matemática que un cambio en un individuo sexuado, se trasmita a su especie. Lamarck ya dejó claro que era necesario que cualquier cambio debería aparecer, a la vez,  en individuos de ambos sexos.

Sin embargo, se atribuye a Darwin el pensamiento poblacional y el origen natural de la vida, ideas ambas originarias de Lamarck, mejor explicadas por el, que por Darwin. La Historia de la Ciencia de la segunda mitad del s.XX, relegó injustamente a Lamarck como un precursor directo de Darwin, más o menos importante, según el autor. Se atribuyeron a Darwin estos méritos que correspondían a Lamarck, magnificaron errores a Lamarck, y minimizaron errores de Darwin. Aunque se consideró refutado el lamarckismo, el s. XXI, ha traído hallazgos que lo apoyan. Epigenética,  trasmisión horizontal y elementos móviles, aportan datos y pruebas acerca de herencia de caracteres adquiridos, tendencia a la complejidad e interacción organismo-ambiente

En conclusión, podemos decir que Lamarck fue el autor de la hipótesis evolutiva en boga antes del auge neodarwinista,. Su puesto ha de estar a la altura de Darwin, en consonancia con los méritos de ambos.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “La importancia de Lamarck en Biología

  1. Francisco en dijo:

    Otras aportaciones de Lamarck: El primer árbol filogenético de la historia terminando con el concepto de la Scala Naturae, el concepto de organización como lo entendemos ahora, la primera teoría celular en la historia, el origen de la vida en términos físicos y químicos, la primera tesis coherente del origen del hombre partiendo de los cuadrumanos, las tesis uniformistas sobre el origen geológico de las rocas antes que Lyell y Hutton, la existencia de un hiato entre invertebrados y vertebrados, que los hábitos se mecanizan, y las innovaciones en este sentido, se transfieren a las generaciones como instintos, la igualdad del hombre desde el punto de vista biológico. Según Darwin, la idea de las analogías parte principalmente de Lamarck. Ser la Musa de Darwin, Haeckel, Wundt, Freud, JB Watson, Vigotsky, Engels, Piaget. Y mucho más, por eso se le odia tanto, porque muchos hombres sufrirían del descrédito total después de toda una cadena de mentiras después de tanto tiempo.

    • Hola, esas aportaciones que mencionas, se encuentran en Filosofía Zoológica. Yo me enfoqué más a su figura dentro de la Historia de la Ciencia. El descrédito inicial fue a partir de su enfrentamiento con Cuvier, quién al final, consiguió mantener la línea oficial de la ciencia francesa, dentro del esquema creacionista de la Sorbona. Darwin tomó mucho de el, sin embargo sólo le menciona para criticar la tendencia a la complejidad, única idea lamarckiana que Darwin rechazó. Posteriormente, el verdadero descrédito surge del neodarwinismo con Weissmann y después la Teoría Sintética considera refutado el lamarckismo en su hipótesis de la herencia de caracteres adquiridos, tendencia a la complejidad. Si hay odio, es más por el componente sociopolítico: Lamarck formó parte de la Revolución Francesa, y su teoría evolutiva implicaba un énfasis en la cooperación e integración con el medio, que chocaba frontalmente con el énfasis competitivo de la selección natural propuesta por la Teoría Sintética…. y ahí sería cuestión de hilar fino en la conexión entre TS y las ideas de Darwin en Variacion sobre Domesticación, y su teoría de la pangénesis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: